Localización y acceso

El poblado y necrópolis de la Loma de los Brunos se sitúan en un bello, solitario y desértico paraje junto al Pantano del Civán, a unos 21 km al SE de la localidad de Caspe y a similar distancia al NE de Alcañiz. Desde Caspe puede accederse tomando la pista asfaltada y señalizada que parte de la carretera A-221 en dirección a Maella a la altura del km 58,700. Tras pasar junto al barrio de La Zaragoceta y la Presa del Civán, llegaremos a la necrópolis de la Loma de los Brunos en 19 km y a la de El Cascarujo en 22 km. Para acceder al yacimiento desde Alcañiz hay que tomar la carretera N-211 en dirección a Caspe y desviarse a la derecha a la altura del km 249,900. Deberemos continuar por la pista señalizada de la presa del Civán, pasando junto a la necrópolis de El Cascarujo, hasta el km 14. Una vez allí, hay que desviarse a la derecha y seguir un camino de tierra señalizado de unos 3 km de longitud que nos conducirá hasta la Loma de los Brunos.


 
 

Descripción
La necrópolis de la Loma de los Brunos se emplaza sobre un largo cordón rocoso de arenisca situado al sur de un pequeño poblado en el que se han identificado varias fases de ocupación. Tanto el poblado como la necrópolis fueron descubiertos en 1958 por el arqueólogo caspolino Manuel Pellicer. Entre los años 1980 y 1982 el profesor Jorge Eiroa realizó diversas campañas de excavación en ambos yacimientos. La necrópolis, que está excavada en su totalidad, conserva restos de un total de 18 túmulos funerarios de unos tres o cuatro metros de diámetro, todos ellos de planta circular excepto uno cuadrangular. En el interior de estos túmulos, formados por un amontonamiento de piedras y tierras, se construyeron pequeñas cámaras funerarias o cistas en las que se depositaban los ajuares y las urnas o vasos de cerámica que contenían los restos incinerados de los difuntos. De entre ellos destaca por su tamaño, su posición destacada y su carácter monumental, el túmulo 10 construido mediante la superposición de anillos concéntricos de mampostería dispuestos escalonadamente con una cista excéntrica en su interior construida con grandes losas en disposición vertical. A unos 8 km de la Loma de los Brunos, en dirección a Alcañiz, se localiza el poblado ibérico de El Cascarujo que conserva una extensa necrópolis ibérica con varias agrupaciones de túmulos funerarios.

Cronología
La necrópolis de la Loma de los Brunos se ha situado entre los siglos VII–VI a. C., en la fase del ibérico antiguo.