Localización

El yacimiento de La Guardia se sitúa sobre un pequeño cerro próximo a la confluencia de los ríos Alchozas y Guadalopillo, en el término municipal de Alcorisa. El lugar ocupa una situación estratégica de control del camino de acceso desde el Bajo Aragón hacia el Sur en dirección a Teruel. Puede accederse con facilidad al yacimiento desde la carretera N-211, en dirección a Alcañiz, tomando a la izquierda un camino señalizado a la altura del kilómetro 218,600 que permite el acceso con vehículos hasta la zona de aparcamiento habilitada en la entrada del mismo.

 



 
 

Descripción
El poblado ibérico de La Guardia fue objeto de excavaciones parciales a cargo de P. Atrián y M. Martínez en los años 70 del siglo pasado. Los restos descubiertos se extienden sobre todo por la ladera Norte donde aparecieron distintos muros de aterrazamiento de mampuestos conformando pequeñas terrazas sobre las que se construyeron viviendas y espacios de planta rectangular y, en uno de sus extremos, un gran torreón de planta circular con un apoyo central. En la zona media de la ladera, se conservan restos de un posible recinto defensivo con una zona de acceso al poblado. En los campos de labor situados en la base oriental del cerro se excavaron  posteriormente parte de unas termas de época romana.

Cronología
La ocupación del Cabezo de la Guardia en época ibérica se sitúa entre los siglos V-IV a. C. y el siglo I d.C.  Los restos de la ocupación romana en la base del cerro se han fechado en el siglo III d.C.