Localización

El yacimiento se sitúa a unos 3 kms al noroeste de la localidad de Calaceite y del poblado de San Antonio. El acceso a Tossal Redó se puede practicar por dos caminos diferentes, ambos señalizados: uno que parte del propio núcleo urbano de Calaceite, a la derecha de la carretera N-420 a su paso por la localidad en dirección a Gandesa, y otro, que parte de la margen izquierda de la carretera A-1413, en dirección a Cretas, a la altura del kilómetro 1,900. Aunque el estado de los dos caminos es relativamente aceptable es preferible acceder con vehículos todo terreno.


 
 

Descripción
Bajo el nombre de Tossal Redó se incluyen dos poblados muy cercanos. Uno, denominado tradicionalmente como “poblado pequeño de Tossal Redó”, pendiente de recuperación, mal conservado y, por ello, mal conocido, y el “poblado grande” que es el que recientemente se ha recuperado y puesto en valor. Este poblado grande de Tossal Redó se sitúa en una colina de poca elevación que tiene, sin embargo, un importante control sobre el territorio circundante. Su urbanismo responde al modelo de calle central, presentando un ensanchamiento hacia el fondo. A ambos lados de esta calle se disponen medio centenar de casas de planta cuadrangular con sus puertas de acceso hacia dicha calle. En torno al poblado se conservan restos de dos pequeños recintos amurallados: uno en el perímetro de la cima amesetada del cerro y otro que debía discurrir por la base de la ladera del mismo. La alineación de las paredes traseras de las viviendas jugaría así mismo el papel de muralla defensiva. Posiblemente existieron dos pequeños torreones de planta cuadrangular junto a sus dos accesos principales. El poblado de Tossal Redó fue totalmente excavado en las primeras décadas del siglo XX. Tras unas primeras intervenciones dirigidas por Juan Cabré y por el padre Furgús, el yacimiento sería excavado por P. Bosch Gimpera y Josep Colominas en los años 1914 y 1917.

Cronología
El poblado se ha fijado cronológicamente entre los siglos VII y VI a.C.